El Samsung Galaxy S7 sigue siendo uno de los mejores smartphones

El mejor smartphone tipo Android del año pasado fue el Galaxy S7. Samsung logró su objetivo al renovar exitosamente la serie Galaxy S, superando a equipos como el LG G5 o el HTC 10. De este modo, se convirtió en el máximo representante de la gama alta de esa temporada, solo habiendo sido superado por […]

El mejor smartphone tipo Android del año pasado fue el Galaxy S7. Samsung logró su objetivo al renovar exitosamente la serie Galaxy S, superando a equipos como el LG G5 o el HTC 10. De este modo, se convirtió en el máximo representante de la gama alta de esa temporada, solo habiendo sido superado por el Galaxy S8, que fue presentado hace unos días.

 

A primera vista, el Galaxy S7 tiene muchas similitudes con su predecesor, pero después de un análisis minucioso se pueden percibir varios cambios en su diseño, el cual ha sido optimizado para ser más ergonómico. La estructura sigue estando fabricada en metal, con un marco de aluminio serie 7000, que se supone es hasta 50% más resistente en comparación al iPhone 6S y 6S Plus.

La parte trasera cuenta con una ligera curvatura que se extiende hacia los bordes laterales, haciendo que luzca más simétrico y ayudando a que sea más cómodo al manipularlo. Mientras que la superficie está recubierta de vidrio, dándole una apariencia sumamente elegante, pero haciéndola más vulnerable a las machas y los golpes. Para prevenir esto, es muy recomendable el uso de fundas Galaxy S7.

 

Como ocurre con todos los terminales actuales, la pantalla emplea lo último en tecnología para ofrecer la mejor experiencia al momento de usar aplicaciones o visualizar contenido multimedia. Esto lo consigue gracias a su panel AMOLED de 5.1 pulgadas, que tiene una resolución de 2560 x 1440 pixeles. Aunque esta característica es la misma que posee el Galaxy S6, Samsung ha integrado una función muy interesante, la cual permite que la pantalla se mantenga prendida la mayor parte del tiempo. Esto no consume demasiado la batería, ya que los sensores de proximidad se encargan de apagarla cuando el equipo está guardado.

 

Finalmente, cabe mencionar que el Galaxy S7 tiene una cámara de 12 megapíxeles, cuatro menos que el modelo anterior. No obstante, esto no implica que la capacidad para tomar fotos o grabar videos sea inferior, al contrario, debido a los nuevos sensores que posee logra capturar más luz. De esta manera, trabaja mucho mejor en todo tipo de condiciones.